GLUD – Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Desde GLUD se ven muchas cosas: desde personas que desean transformar el mundo…hasta personas, que como el día de hoy, lo quieran moldear a pedradas. Evidentemente cuando el argumento es la violencia indica que estamos algo lejos de llegar a la solución.

“Lo que se consigue con violencia solo se podrá mantener con violencia” Gandhi.

Transmilenio: Una excelente idea, una pésima implementación.

  • Que Transmilenio es asqueroso -claro que sí.
  • Que el sistema saca lo peor de cada ser humano – desafortunadamente, claro que sí
  • Que los socios quieren ganar mucho, invertir poco y robar más – Claro que sí
  • Que la corrupción es lo común en la mayoría de obras – Claro que sí
  • Que la flota de articulados se está deteriorando – Claro que sí

Pero que Transmilenio es una mala idea…creo que no. El transporte público debe ser un punto clave dentro de la agenda de la administración distrital. Debe ser ágil, suficiente, económico y respetuoso del medio ambiente. Todo eso era transmilenio – en un principio… hace como 10 años, cuando Bogotá aprendió a querer el sistema porque frente a lo anterior era un respiro importantísimo:

 

  • Los buses ya no paraban cada 20 metros recogiendo uno a uno a los pasajeros.
  • Los pasajeros ya no tenían que salir corriendo a “coger el bus”, literal… a veces uno tenía que correrlo más de media cuadra para que le parara
  • Ya no se tenía que oír la selección musical del chofer de turno (algunas buenas no hay que negarlo, pero otras asquerosamente fastidiosas a un volumen infernal)
  • Los buses estarían limpios, no olerían a gasolina.
  • Los pasajeros hacían fila para ingresar – si, en esa época no entraban cual recua de ganado como lo hacemos ahora.
  • Los buses tendrían espacio para que los discapacitados pudiesen tener mayor indpendencia

Era idílico el asunto: el estudiante, el obrero, el ejecutivo, el policía, la madre, el hijo…todos viajando ilusionados en un nuevo sistema de transporte..como amigos, miembros de una misma comunidad.

Sin embargo los tiempos cambian… ya no hay más unión. Los codazos, pisotones y empellones reemplazaron a las filas…ahora ya no es la selección musical del chofer de turno sino las 5 o 6 selecciones de similares djs que utilizan sus celulares para hacerle saber a todo el mundo sus gustos musicales. Ya no hay comunidad y cualquiera se siente en el derecho de “acostarse” en la sección central del bus así su vecino vaya como “un ocho”, haciendo contorsiones para mantener el equilibrio…

Hoy, un niño le arrojó una piedra a un policía… que justo antes le había arrojado gases lacrimógenos a un grupo de niños…hoy, como durante toda la historia de nuestros país, un pobre se enfrenta violentamente a otro pobre. Y aquellos, los verdaderos responsables de que nos convirtamos en enemigos, están sentados en su lujoso carro, en ciudades que no son esta, viendo el problema como una simple baja temporal en las ganancias…

Pero no hay de que preocuparse, para ellos las ganacias subirán mañana y nosotros… tomaremos nuevas fuerzas para seguirnos moliendo a codazos con los vecinos.